Un vermú de cóctel y para beber en Padrón

El vermú gallego por excelencia es Petroni, ya sea branco o vermello. Nadie quiere perderse la oportunidad de catar un vino aromatizado que hace de embajador del “Concello de Padrón” y que se comercializa en una botella blanca y estilizada, muy sugerente. Por Cristina Silleira Codesido, enóloga y responsable del proyecto “es una obligación defender la tierra y ponerla en valor a través del vino”. Pazo de Arretén es el origen del vermut gallego más internacional que nace de seis parcelas de cepas de la variedad albariño, bajo el amparo de la DO Rías Baixas. “Somos el único vermut del mundo con vino de denominación de origen”, dice con orgullo Silleira Codesido. “Y es un homenaje a una tierra rica, que tiene mucha historia y cultura. Des del vermut la queremos poner en valor, porque Galicia es producto de calidad”.

festa pementoPetroni exporta a Canadá, a Japón, a Estados Unidos, a Bélgica y a México, por bien que el mercado estatal y regional es su principal mercado. En verano, le vermut viene de gusto sin excusa, sobre todo si se puede beber cerca de donde se elabora. Una buena oportunidad es la “Festa do Pemeto de Herbón”, que tendrá lugar a Padrón (Galicia) el próximo 5 de agosto. Si las vacaciones no nos permiten esta escapada, siempre habrá el consuelo de tomarlo a distancia. A Barcelona,por ejemplo, Vermú Petroni se puede encontrar a l’Ego Galego, a Travessera de Gràcia, se puede tomar en vaso como es tradicional o, ya que el verano invita a hacer fiesta, en formato cóctel. Petroni en recomienda 4 en su web: el Neboa, el Negroni, el Profeta y el Maestra.

cóctel-neboaEl Neboa homenajea la niebla gallega e incluye los siguientes ingredientes:
6cl de vermú de Albariño San Petroni
2,5 cl de zumo de naranja
1,5 cl de jarabe de almendras
1,5 cl de aguardiente de hierbas
2,5 cl de lima
3 gotas de Bitter

Se tiene que agitar todo en la coctelera, pero el más sorprendente es la vaporosa preparación que se descubre a la web. El coctel de Vermu Petroni está inspirado “en la niebla que cubre y purifica las tierras gallegas y que las convierte en fértiles”. Allí nacen las uvas que después se transforman con el vermú, de albariño, de Padrón y con Denominación de Origen.